Domingo, 18.08.2019 - 05:27 h
En el mes de agosto

Las gestoras bancarias de fondos pinchan en agosto… por culpa de invertir en banca

Los instrumentos comercializados por las entidades se desploman en rentabilidad por el excesivo peso del sector que mantienen en su cartera.

Sucursal del banco Santander
Las gestoras  de los bancos obtienen peor rentabilidad que las independientes/ EP

La banca ha sido uno de los protagonistas del agosto negro que han vivido los mercados. El primer toque de atención serio que se llevó el sector vino desde el Banco Central Europeo, al retrasar las expectativas de que se pudieran subir los tipos de interés. El segundo toque, y a su vez el más contundente, ha sido el colapso monetario de algunos de los países emergentes en los que tienen presencia las firmas financieras españolas. Con ello, los más damnificados han sido sus propios clientes, no directamente, sino a través de la exposición de sus ahorros al sector a través de los fondos comercializados.

En el caso de los fondos, rentabilidad y beneficios -a mayores ingresos más se cobra por comisiones- no van de la mano. Las gestoras ligadas a las entidades bancarias han sido las más beneficiadas de la política monetaria no convencional aplicada por el BCE. La caída hasta prácticamente cero de la rentabilidad que ofrecen los depósitos ha llevado a muchos españoles a colocar sus ahorros en los instrumentos financieros que comercializan las propias entidades. Hasta llegar al punto de marcar máximos históricos en distintos meses.

Pero pese a la ingente cantidad de dinero que ha entrado en ellos, sus resultados siguen siendo decepcionantes. En el mes de agosto, ha vuelto a quedar patente que los fondos ligados a entidades bancarias tienen un peor desarrollo que aquellos que están gestionados por gestoras independientes. Entre los 40 con mayor patrimonio de España que invierten en la bolsa española, los vinculados a gestoras bancarias han perdido de media un 2,4%, mientras que los fondos independientes se han mantenido de media ligeramente en verde.

Una de las razones que explican la evolución de unos y otros, en el caso de agosto, es el peso que tiene el sector bancario en cada cartera. Los fondos gestionados por las gestoras de las entidades tienen un gran volumen de acciones de banca española; de media, el sector absorbe más del 20% de todas sus inversiones. Por otro lado, en las inversiones de las gestoras independientes el sector bancario apenas pesa un 6%. La diferencia entre unos y otros explica el buen desarrollo de los gestores independientes.

Más allá de los datos medios, en el desarrollo de cada fondo se observa como el sector financiero ha penalizado con fuerza a aquellos fondos muy expuestos. El fondo ING Direct Ibex, el séptimo que mayor patrimonio ostenta en renta variable española, perdió en agosto un 3,15%, debido a que el sector bancario pesa en su balance un 26,43%. El fondo Caixabank Gestión tenía invertido un 26,9% en banca y se ha precipitado un 2,8%. Ibercaja Bolsa se ha dejado un 3,58%, mientras que mantiene en cartera hasta un 32,71% en acciones de banca. Aunque uno de los casos más claros es el de Sabadell Bolsa, que se ha dejado un 4,15%, mientras mantiene en cartera un 42% de acciones bancarias.

Incluso aquellos que han tenido un mejor desempeño en el mes, entre los gestionados por entidades, se debe a su poca inversión en el sector. BBVA Bolsa ha cerrado con un incremento del 0,81%, gracias a que su exposición al sector banca es tan solo de 8,7%. Caixabank All Caps es uno de los que menos expuestos están, con un 5,6%, y aunque ha acabado en negativo este mes de agosto, su desempeño ha sido bastante mejor que la media.

La fuerte dependencia al sistema bancario de los fondos que gestionan las mismas entidades, se puede ver también a través de aquellos instrumentos financieros más expuestos a las entidades bancarias españolas. BBVA ha sido el valor más castigado del mes por su exposición a Turquía; entre diez fondos más expuestos al valor, al menos siete corresponden a fondos ligados al sector. En el caso de Banco Santander, que ha caído algo menos de un 10%, ocurre lo mismo y son fondos del sector los que mayor participación ostentan.

Los independientes salen del sector bancario

Por otra parte, las gestoras independientes han ido reduciendo paulatinamente su exposición a la banca en los últimos meses, quizás al comprobar la posible evolución. Además, en las que mantienen abiertas no están las grandes entidades atrapadas por el colapso de los emergentes, como BBVA o Banco Santander. Por ejemplo, Cobas Iberia, liderado por el afamado Francisco García Paramés, mantiene un 7,32% en el sector pero el 90% de la posición la ocupa Bankia, en la que ha puesto grandes esperanzas.

En general, los fondos independientes como los de Gesconsult, Bestinver o Renta 4 mantienen una pequeña posición al igual que Cobas, que oscila en torno al 7% de su cartera. Aunque los fondos más exitosos del mes han coincidido con aquellos que no mantenían ninguna posición abierta en la banca. El fondo ibérico de Azvalor -liderado por Álvaro de Guzmán, discípulo de Paramés- se mantenido plano en un mes difícil. Metavalor se ha revalorizado un 0,11% y el fondo de Magallanes, con Ivan Martín a la cabeza, se ha revalorizado un 1,4%.

Los datos de agosto vuelven a arrojar más tensión a la batalla entre gestoras independientes y las pertenecientes a la banca. Los datos históricos de rentabilidad siempre han apoyado a las primeras frente a las segundas. La rentabilidad tanto a uno, como a tres, a cinco y a 10 es mejor en las independientes que en las gestionadas por los bancos, con un pico a los tres años donde alcanza un 3,3%, frente al 1,2%. Pese a ello, el volumen en captación de fondos pertenece a las entidades gestionadas por los bancos, que absorben cerca de un 80% de todo el negocio.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios