Domingo, 20.10.2019 - 00:59 h
Personajes del procés

Perfil | Jordi Turull, el estratega de Puigdemont para la consulta del 1-O

En la cárcel obtuvo un escaño en el Congreso, protagonizó una huelga de hambre, fue citado por un supuesto alzamiento de bienes y visitó a su padre.

Jordi Turull en una imagen de archivo
Jordi Turull, en una imagen de archivo. / Europa Press - Archivo

Jordi Turull fue el estratega del referéndum del 1-O en Cataluña. Su perfil de independentista convencido -militó desde los 16 años en la JNC- lo hizo el candidato idóneo para ser la mano derecha de Carles Puigdemont en los preparativos de la jornada. Como encargado del Centro de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información (CTTI) desarrolló páginas web, aplicaciones móviles, plataformas y programas informáticos utilizados durante la consulta, que restauró con mucha pericia cada vez que las autoridades los intervenían. 

El político, de 53 años, ha sido señalado como el responsable del pago de las campañas publicitarias para incentivar el voto y los gastos en papeletas y citaciones a los miembros de las mesas. Fiscalía y Abogacía del Estado le acusas de sedición, rebelión y malversación de fondos públicos. 

El catalán es natural de Parets Vallés y tiene dos hijas con Blanca Bragulat. Turull ha ocupado cargos como concejal del Ayuntamiento de Parets, diputado en Barcelona, socio de Òmnium Cultural, consejero de la Presidencia, portavoz del Gobierno y se quedó a un paso de ostentar la posición más importante de la Generalitat.

El 22 de marzo del año pasado se sometió a una votación en el Parlament para ser su presidente, pero no obtuvo los apoyos necesarios y no se pudo presentar a la segunda vuelta al día siguiente por su detención por el juicio del ‘procés’.

Aún así, durante su estancia en el centro penitenciario de Lledoners no detuvo su actividad. Turull es uno de los cinco políticos presos que consiguieron un escaño en el Congreso desde sus celdas tras las elecciones generales de abril de este año. Además, protagonizó una huelga de hambre de tres semanas y fue citado por la Justicia en julio por un supuesto alzamiento de bienes a su esposa, pero la causa fue archivada. El abogado tuvo la oportunidad de salir de la cárcel con el visto bueno del Tribunal Supremo para visitar a su padre en el hospital dos veces. 

En un tuit del 21 de septiembre tras los altercados por la Operación Anubis escribió: "El Estado tiene las alcantarillas, el Tribunal Constitucional y los fiscales; Cataluña tiene a la gente y la democracia; votaremos y ganaremos". El encargado de su defensa ha sido Jordi Pina, quien también representa a Josep Rull y Jordi Sánchez. La única incongruencia en su vida política hasta ahora ha sido probablemente su afición al equipo de fútbol el Espanyol.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios