Miércoles, 11.12.2019 - 17:46 h
Declara a fiscales Anticorrupción y a su abogado

FG se desliga de actos "individuales" y defiende la conducta "íntegra" del BBVA

Admite los contratos con el comisario jubilado José Manuel Villarejo pero rechaza irregularidades. Los fiscales no piden medidas contra él.

Sede de BBVA nuevo logotipo. /L.I.
Sede del BBVA. /L.I.

El expresidente del BBVA Francisco González ha declarado durante cerca de tres horas ante el magistrado al frente del caso Villarejo, Manuel García Castellón, por los pagos del banco al entramado empresarial de José Manuel Villarejo. Tras la comparecencia judicial, celebrada a puerta cerrada y bajo secreto de sumario, el banquero ha apelado al trabajo que de manera "íntegra y ejemplar" han llevado a cabo los directivos de la entidad y se ha desligado de cualquier "conducta irregular de carácter individual" que pudiera estar relacionada con estos hechos presuntamente delictivos.

"No puedo entrar en detalles porque esta pieza está bajo secreto de sumario pero sí puedo decirles que una vez que termine esta investigación quedará muy claro que el Grupo BBVA y sus directivos han trabajado siempre de una manera íntegra y ejemplar. Lo quiero dejar así de claro sin perjuicio de que hubiera alguna conducta irregular de carácter individual que yo en este momento desconozco", ha dicho el banquero a los periodistas que aguardaban a su salida. 

Según ha podido saber este diario, González ha enseñado al magistrado abundante documentación que estaría relacionada con estos contratos que firmó el banco con el Grupo Cenyt durante los años 2004 y 2017 por un importe superior a los 10 millones de euros. El banquero, que no ha respondido a las preguntas de los periodistas, ha abandonado las dependencias judiciales sin que pesara sobre él medidas cautelares por estos hechos por los que fue imputado la semana pasada a petición de la Fiscalía Anticorrupción. El magistrado le atribuye los delitos de cohecho y revelación de secretos.

Investigación interna

Tal y como se ha pronunciado en anteriores comunicados, el expresidente del BBVA ha defendido que desconoció la existencia de esta relación laboral con el Grupo Cenyt hasta mediados de 2018, año en que abrieron una investigación interna para esclarecer estos contratos que el exdirectivo de riesgos del banco, Antonio Béjar, achacó directamente a la entonces cúpula de la entidad. Al respecto ha dicho que, nada más conocer el asunto mediante determinadas informaciones en prensa, abrieron una investigación "para determinar el alcance de dichos trabajos". Se refiere FG a la investigación previa interna y al 'forensic' encargado por la entidad y al que ha hecho alusión tras su citación judicial.

Igualmente y ante la expectación mediática que ha despertado su declaración, González ha asegurado que esta citación ha supuesto una "oportunidad" toda vez que ha podido responder a las preguntas formuladas por la Fiscalía Anticorrupción y por su defensa, que ejerce el prestigioso abogado Jesús Santos. Las mismas están intrínsecamente relacionadas con todo lo que rodea a la contratación con el grupo de Villarejo, la cual arrancó en el año 2004 en el marco de la operación 'Trampa'. La misma consistió en el espionaje a importantes periodistas, empresarios y políticos del entonces Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ante el intento de asalto al banco por parte del grupo Sacyr.

Ayuso y Bonilla, ante el juez

La citación de FG se produce en 'tiempo récord' teniendo en cuenta que la petición de su imputación por parte del Ministerio Fiscal fue el pasado miércoles. De este modo, se ha adelantado en 'desfilar' por la Audiencia Nacional al representante legal de la entidad, Adolfo Fraguas, el cual está citado para este mismo miércoles. Parte del motivo en este cambio de hoja de ruta de los investigadores reside en toda la información que ha aportado en esta pieza novena del caso Tándem el que fuera directivo de riesgos del banco, Antonio Béjar. El mismo fue destituido como presidente de Distrito Castellana Norte y, posteriormente, despedido del banco, tal y como adelantó La Información.

Para este lunes también estaban citados a declarar el exdirector de comunicación de la entidad, Javier Ayuso, en calidad de testigo y el inspector retirado Antonio Bonilla. El que fuera dircom de la entidad ha respondido durante unos 20 minutos a las preguntas del magistrado García Castellón si bien Bonilla, imputado también por los delitos de cohecho y revelación de secretos, se ha acogido a su derecho a no declarar, según ha podido saber este diario. La ronda de declaraciones continúa mañana con Juan Asúa (actual asesor de cabecera del BBVA), Eduardo Arbizu (exresponsable de servicios legales), Manuel Castro (exjefe de riesgos), Eduardo Ortega y José Manuel García Crespo (servicios jurídicos).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING