Lunes, 30.03.2020 - 23:05 h
Gobierno de coalición con el PSOE

Iglesias negocia colocar un perfil 'duro' de número 2 de Yolanda Díaz en Trabajo

Pone sobre la mesa el nombre de Joaquín Pérez Rey, profesor de Derecho del Trabajo en la UCLM. El mundo empresarial lo califica de "muy radical".

PABLO IGLESIAS YOLANDA DÍAZ
Iglesias negocia colocar a un perfil 'duro' de 'número 2' de Yolanda Díaz en Trabajo / EP

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias tienen prácticamente cerrada la estructura de su gobierno de coalición. Una vez definidas las carteras que permanecerán bajo el control del PSOE y las que se cederán a Unidas Podemos, los equipos negociadores han pasado a diseñar los segundos niveles de los departamentos ministeriales. La cesión de mayor envergadura por sus implicaciones económicas es la del área laboral,  donde Iglesias ya ha propuesto ministra de Trabajo. A la espera de despejar la incógnita sobre si la Seguridad Social se desgajará del Ministerio, fuentes conocedoras de las negociaciones revelan que el líder morado también ha puesto sobre la mesa varios perfiles para capitanear la secretaría de Estado de Empleo. El que suena con más fuerza es calificado en el mundo empresarial de "duro" y "muy radical".

Unidas Podemos tendrá hasta cuatro ministerios, entre ellos, el de Trabajo. Según lo que ha trascendido de las negociaciones, el departamento que ahora dirige Magdalena Valerio pasará a manos de Yolanda Díaz. Es la que aparece en todas las quinielas que se están haciendo en círculos políticos, sindicales y empresariales. Díaz es diputada por La Coruña, proviene de las filas de IU y del mundo sindical y es considerada como una de las personas de confianza de Iglesias. El líder morado ha llegado a decir en un acto público que la ferrolana "cada vez tiene más cara de ministra". Por cierto, mantiene una buena relación con Irene Montero, la portavoz de UP en el Congreso que aspira a coger las riendas del Ministerio de Igualdad en el gobierno progresista.

Para 'número dos' de Díaz se escuchan varios nombres. Se perfilan, por ejemplo, candidatos como Héctor Illueca, inspector de trabajo que fue diputado de Podemos por Valencia durante la anterior legislatura fallida. Pero el favorito es Joaquín Pérez Rey. Fuentes conocedoras de las conversaciones entre el PSOE y UP trasladan que es el candidato que Iglesias ha puesto formalmente sobre la mesa para la Secretaría de Estado de Empleo, que actualmente ocupa Yolanda Valdeolivas.

Pérez Rey es profesor titular de Derecho del Trabajo y Seguridad Social de la Universidad de Castilla-La Mancha. Asesoró, junto con otros profesores de la UCLM y de la Universidad de Valencia, a Unidas Podemos en la elaboración del documento 'Propuestas para retomar el diálogo por un acuerdo integral de gobierno de coalición' que remitió la formación morada al PSOE este verano, tras la primera ruptura de las negociaciones que se iniciaron después de las elecciones del 28 de abril. Ha escrito varios libros sobre el empleo y la contratación laboral y es también autor de numerosos artículos relacionados con su especialidad.

En sus colaboraciones en blogs y medios de comunicación defiende la propuesta en materia laboral de Podemos y carga duramente contra las reformas del PSOE y del PP: "Es desolador que en 2019 nuestro país siga teniendo el marco institucional de degradación de derechos que fue impuesto de manera excepcional y violenta en las reformas del 2010-2012, bajo la presión de una crisis de endeudamiento estatal y la presión del conglomerado político y financiero europeo que marcó las reformas estructurales en nuestro país a cambio de la ayuda financiera para el rescate bancario", recoge en esta publicación.

Pérez Rey también ha cargado contra medidas propuestas por el actual Ejecutivo socialista como la denominada 'mochila austriaca' para las pensiones, que considera "un mecanismo al servicio de facilitar el despido de los trabajadores incorporando de tapadillo el contrato único".  "Rescatando esta propuesta, el Gobierno de Sánchez insiste en su giro hacia posiciones conservadoras y crea condiciones para un espacio de confluencia con Ciudadanos", escribió a finales de octubre. Asimismo ha arremetido contra el Tribunal Constitucional por su respaldo al despido por absentismo y ha asegurado que "no extrañará que quien pierde así su puesto de trabajo ponga el grito en el cielo y se interrogue acerca de si una apisonadora en forma de empresario ha convertido sus derechos constitucionales en papel de fumar, tan extrafinos como endebles".

En el ámbito académico se destacan los amplios conocimientos y la experiencia de Pérez Rey en las relaciones laborales. En entornos sindicales ven al profesor con buenos ojos y recuerdan su vinculación con la ministrable Díaz, con quien ha participado, por ejemplo, en actos de CCOO de Castilla-La Mancha. Le ven, por tanto, como una opción viable para la Secretaría de Estado de Empleo. En el mundo empresarial, sin embargo, advierten de un perfil "muy, muy radical" y avisan del "peligro" que supondrá para las empresas el tándem Díaz-Pérez Rey. Trasladan "temor" a un ministerio "comunista". Hablan de "casus belli" en la relación Gobierno-empresarios y auguran que "será imposible mantener la entente".

El PSOE controlará la economía

Sánchez da por descontado que los empresarios van a mostrar reticencias frente a la entrada de Podemos en el Gobierno y en áreas de tanta relevancia como el Ministerio de Trabajo. Por eso se está esforzando en trasladarles que en la economía va a mandar el PSOE. El ascenso de Nadia Calviño a la vicepresidencia económica tiene precisamente ese significado: será la interlocutora directa con los empresarios y controlará la Comisión Delegada para Asuntos Económicos, el terreno donde se resolverán las discrepancias que puedan surgir entre ministerios. El objetivo es que no se formen dos gobiernos en uno. 

Nada se da por seguro, no obstante. En principio, la estructura del Ejecutivo conjunto entre el PSOE y Podemos está muy avanzada. UP tendrá la vicepresidencia de Iglesias, Trabajo, Igualdad, Universidades y un posible cuarto ministerio, y los socialistas conservarán dos vicepresidencias y los ministerios de Estado, incluida Hacienda. Pero es susceptible de modificaciones de última hora. Todo cabe en estas negociaciones. El propio Sánchez trasladó el viernes, durante el acto por el 41 aniversario de la Constitución Española, que el diseño del que será el nuevo gabinete si sale investido presidente está prácticamente cerrado y que se mostró, en sus palabras "ilusionado" con el Gobierno de coalición. 

Los dos partidos centran ahora sus esfuerzos en la elaboración de su programa de gobierno, un trabajo en el que están inmersos la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, por el lado del PSOE, y el secretario de Acción de Gobierno, Pablo Echenique, por la parte de Unidas Podemos. Su intención es hacer pública su hoja de ruta antes del debate de investidura, que previsiblemente podría celebrarse entre el 17 y el 19 de diciembre.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING