Martes, 15.10.2019 - 02:06 h
Quiere la nulidad de su procedimiento

Pineda busca ahora que BBVA entregue el forensic al caso tras el escándalo Villarejo

Pide tener acceso "de forma inmediata" al resultado de la investigación a falta de poco más de un mes para que arranque el juicio por el caso Ausbanc.

FACUA denuncia en los tribunales al presidente de Ausbanc Luis Pineda
El BBVA desistió de su acusación contra Pineda el pasado mes de julio. / Archivo.

Luis Pineda no está conforme con la retirada del BBVA de su causa. Al presidente de Ausbanc no le vale que el banco haya desistido de acusarle por extorsión en un procedimiento que arrancó hace más de tres años y que tiene el juicio a la vuelta de la esquina. Prueba de ello es que se ha dirigido a la Sección que le enjuiciará junto al líder de Manos Limpias, Miguel Bernad, para pedirle que requiera al banco las conclusiones de su investigación sobre los encargos que efectuó al comisario jubilado José Manuel Villarejo.

En un escrito remitido a la Sección Cuarta de lo Penal y recogido por este diario, la defensa de Pineda expone que la Sala no puede permanecer "distante y ajena" al resultado del forensic practicado por la entidad que preside Carlos Torres. Por ese motivo quiere que estas pesquisas de carácter interno que no han trascendido a la luz no solo se queden en manos del magistrado Manuel García Castellón, al frente de la investigación por los encargos de espionaje del agente encubierto, sino que también se incorporen a esta operación, que los agentes bautizaron como 'Nelson'. 

El objetivo de esta petición hay que enmarcarlo en que Pineda, que afronta una petición de la Fiscalía de 119 años de prisión por liderar presuntamente una organización criminal, sostiene que el banco se concertó con Villarejo ante la campaña negativa que le estaba haciendo por las cláusulas suelo de tal forma que, según expone, los extorsionados pasaron a ser tanto Pineda como Ausbanc. Por todo ello requiere, además del forensic, los informe 'Astruia' y 'Attest' relativos a una investigación sobre el patrimonio de Ausbanc que habría llevado a cabo Villarejo desde su entramado empresarial. 

Nulidad en las escuchas

Este escrito se suma al presentado por su defensa hace apenas dos semanas en el que denunciaron que el procedimiento "estaba viciado de origen". En concreto, pidieron la nulidad del mismo alegando que algunas escuchas interceptadas a su teléfono móvil se practicaron sin la autorización de la Audiencia Nacional. Igualmente denunciaron que BBVA se había retirado del procedimiento de manera abrupta y tras haber liderado la acusación de una causa que arrancó a mediados de 2016 y por la que se sentarán en el banquillo de los acusados un total de 11 personas. 

Si se mantiene el calendario previsto, el juicio dará comienzo el próximo 21 de octubre, si bien la defensa de Pineda busca que este no se celebre antes de que se esclarezca la relación entre el banco y Villarejo así como los motivos de su salida del caso, movimiento que tuvo lugar coincidiendo con la querella criminal que presentó el líder de Ausbanc contra la entidad el pasado mes de julio. Según explica ahora su defensa, los extorsionados no han sido los miembros de la entidad sino la asociación de consumidores y su presidente y, por ese motivo, buscan que los resultados de la investigación interna (y que no han visto la luz pública) pasen a formar parte de este procedimiento.

"¿Por qué servicios jurídicos nunca denunció oficialmente a Ausbanc? ¿Por qué Comunicación, si estaba sufriendo las presiones que decía sufrir, nunca solicitó la correspondiente querella contra Pineda? ¿Por qué cumplimiento y auditoría interna no advirtieron que se estaba pagando a un comisario de policía para que llevara actuaciones ilícitas para acabar con Pineda y ausbanc? La respuesta a todas estas preguntas está en todos los informes que instamos a la Sala a requerir como complemento o petición ex novo a su providencia de 11 de julio de 2019", reza el escrito. 

El banco, que llegó a liderar la acusación en este caso pidiendo un total de 119 años para Pineda, remitió un escueto escrito de apenas tres líneas a la Audiencia Nacional en el que comunicaba su intención de desistir de la acción penal tras más de tres años y medio de instrucción. Los magistrados respondieron que para tenerle por desistido presentara poder especial o bien se ratificara el representante legal de la entidad en el desistimiento de la acción penal. El banco optó por esta segunda opción y explicó en sede judicial los motivos que le han llevado a abandonar el procedimiento. No obstante, la defensa de Pineda no queda satisfecha con esta diligencia y busca ahora acceder a las conclusiones del Forensic que obran en el sumario del caso Villarejo. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios