Sábado, 04.04.2020 - 09:18 h
"No entramos en temas de provisiones ni solvencia"

Segura, tras los pasos de Restoy: la CNMV ignoró las dudas del BdE sobre Bankia

El expresidente del regulador insiste en delimitar su responsabilidad al control del folleto bursátil: "El precio lo fijaron 16.000 inversores".

Julio Segura, presidente de la CNMV en el año 2011, durante una comparecencia en el Congreso.
Segura no se pronuncia sobre las decisiones del BdE sobre la normativa contable. / EFE.

El expresidente de la CNMV Julio Segura ha ratificado los principales puntos expuestos previamente por el que fuera su número dos en el regulador, Fernando Restoy en el juicio por la salida a bolsa de Bankia. De este modo ha insistido en delimitar cuáles eran las responsabilidades del organismo que presidía en aquel entonces y entre las que no se encontraba el control de las provisiones o solvencia que tuviera la entidad sino comprobar la veracidad del folleto informativo con el que salió a bolsa el banco. 

Por ese motivo Segura, que sí ha declarado presencialmente en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (a diferencia de Restoy que ha comparecido por videoconferencia) ha recordado a preguntas de las acusaciones que ninguno de sus técnicos les trasladó "en ningún momento que hubiera dudas en el Banco de España" en relación a los estados financieros de Bankia. "No hubo noticias en la CNMV de todo lo que apareció luego, de dificultades o de que hubiera inspectores que pensaran que podría haberlas.... Ninguna información", ha apostillado.

Así ha respondido el economista al ser preguntado por las advertencias que formularon algunos de los inspectores del supervisor sobre la solvencia del Grupo BFA Bankia en los meses previos a la salida a bolsa que se produjo en julio de 2010. De hecho, ha recordado en línea con lo defendido por Restoy, que los informes internos del Banco de España no se comparten "con nadie y menos con la CNMV". Y, de este mismo modo, ha declinado pronunciarse sobre el hecho de que el supervisor permitiera al nuevo banco cargar las pérdidas contra reservas y no contra resultados. "Ahí ni se nos pidió opinión", ha apostillado.

La primera parte de su intervención también le ha servido para pronunciarse respecto a la normativa contable que se aplicó al nuevo banco. Sobre este asunto concreto ha dicho que la idea que se está barajando acerca de que Bankia no hubiera podido salir a bolsa si se hubieran cargado las pérdidas contra resultados no es más que una "hipótesis". "La ley no exige que tenga resultados positivos aunque es evidente que lo hubiera dificultado", ha matizado el expresidente de la CNMV.

Auditorías limpias

De nuevo el precio de la acción ha copado gran parte de la testifical de Segura, el cual ha delegado cualquier responsabilidad al respecto y ha especificado que el mismo lo fijaron 16.000 inversores institucionales "con total transparencia", lo cual para la CNMV era "suficiente". Igualmente también ha eludido compromiso alguno en lo que respecta a las cuentas del banco, asegurando que ello compete a la entidad y los auditores, por lo que no es ámbito del regulador

"La CNMV comprobó que los estados financieros estaban auditados con auditorías limpias y que después el Banco de España emitió un informe de no oposición. Es imposible tener alguna sospecha de que existen irregularidades en la concepción de contabilidad si los informes de auditorías están limpios y si el Banco de España emite un documento preceptivo que es la no oposición a la salida a bolsa", ha respondido al ser cuestionado por si no consideró que debiera haberse introducido en el folleto informativo alguna "advertencia" por la diferencia entre el precio de salida a bolsa y el valor en libros.

La Fiscalía Anticorrupción denuncia que la principal pecularidad del folleto de la OPS es que, debido a que se trataba de una grupo nacido de la fusión de siete cajas, la única información consolidada disponible era la relativa a los estados financieros intermedios resumidos en BFA Bankia del primer trimestre de 2011. El Ministerio Público ejerce acusación contra la entonces cúpula que dio el visto bueno a dichas cuentas, esto es contra Rodrigo Rato, José Luis Olivas, Francisco Verdú Pons y José Luis Norniella, denuncia que el folleto era inexacto y que incluía unos estados que no se correspondían con la realidad del grupo. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING