Viernes, 29.05.2020 - 21:06 h
Y que respetan a los clásicos

Qué serie veo ahora: cinco ejemplos de buen género negro que merecen una copa

Policías o detectives, pero también boxeadores y timadores: la oferta criminal y de intriga también se degusta en pequeñas dosis.

La serie 'Mindhunter', producción de Netflix, lleva dos temporadas
La serie 'Mindhunter', producción de Netflix, lleva dos temporadas. / Netflix

Género negro ya es prácticamente todo lo que incluya un crimen y alguien que lo investiga. Con el paso de las décadas y la multiplicación de las situaciones han quedado relegados términos más exactos como criminal, misterio, intriga, policíaco, investigación, judicial… Todo cabe en lo negro porque es más sencillo reducir a una sola palabra lo que ya escapa a cualquier intento regulatorio.

Sinceramente, para la lista que viene a continuación simplifica las cosas. Más aún en un entorno como el televisivo donde los más famosos detectives siempre gozaron de especial querencia del público: desde el molesto e insidioso Colombo (una vuelta de tuerca desastrada al investigador canónico que podría ser el Bogart del cine que, a su vez, enlaza con los grandes de la literatura: Chandler y Hammet) a la amable pero implacable Jessica Fletcher de ‘Se ha escrito un crimen’ (basada en la Miss Marple de Agatha Christie).

Siempre ha habido pasión por resolver casos aparentemente imposibles que invitan al espectador a seguir las pistas a la vez que le hace caer en trampas de guion no del todo honestas. Te dije que era la vecina. Ese tenía pinta de malo. Es el compañero de habitación… También había siempre alguien en el salón familiar que era el más listo a toro pasado.

Con los años, y la evolución de la televisión, el género se quedó en los cuarteles de la Policía (‘Canción triste de Hill Street’, con su profético “Tengan cuidado ahí afuera”) antes de saltar a la sofisticación culta de ‘Twin Peaks’ y la aparatosa espectacularidad (de Jerry Bruckheimer tenía que ser) de los CSI y 'Caso Abierto'. Entre los noventa y los inicios del siglo XX el género vivió todas las opciones posibles, desde investigaciones extraterrestres (‘Expediente X’) a traslaciones a la pequeña pantalla del boom nórdico en las letras (con la danesa ‘Forbrydelsen’ a la cabeza… o ‘The Killing’, al cruzar a los USA).

En medio, cientos de intentos cada vez más retorcidos de juntar a una pareja de investigadores, por lo normal uno racional y el otro estrafalario, con picos de lo descabellado como ‘Sleepy Hollow’, donde un resucitado Ichabod Crane (muerto a finales del siglo XVIII) ayuda a una agente actual del FBI a resolver casos relacionados con aquella leyenda del jinete sin cabeza. Demonios, fantasmas y apariciones en el siglo XXI y una serie que, hasta cierto agotamiento de ideas en su cuarta y última temporada, tenía su gracia. Solo eso, curiosa para quien le guste una hibridación de géneros algo alocada: no forma parte de estas recomendaciones.

Así que vayamos por cinco apuestas más sosegadas, más canónicas del reciente género negro en la televisión (excepción hecha de la verdadera maestra de todas ellas, ‘The Wire’, que ya encabezó la lista de lo mejor de lo mejor). Cinco tragos (o botellas, que las hay con seis temporadas) que merecen apurarse con calma. Y sangre fría

Bosch (2015-2020)

La serie 'Bosch' acumula ya seis temporadas en emisión
La serie 'Bosch' acumula ya seis temporadas en emisión. / Amazon Prime Video

Creada por Michael Connelly y desarrollada por Eric Overmyer; disponible en Amazon Prime Video. La mano del escritor en el que se basa la adaptación está incluso en los títulos de crédito y eso se traslada al cariño con que se ha llevado de los libros a la pequeña pantalla. Para mí, la hija televisiva es de mayor calidad que la literaria de la que nace. Pese a su primera temporada algo errática, en la que tardan en cuajar los personajes en ese Los Angeles a mitad de camino entre el esplendor de Hollywood y la sordidez de la segunda ciudad más poblada de Estados Unidos.

Aunque quizá esta serie es como un buen whisky, que hay que dejarlo reposar antes de degustarla y, una vez aceptado el reto, se descubre uno de esos títulos que pasan por debajo del radar en listas entusiastas de lo mejor del año y luego, pasado el tiempo, uno se acuerda de que ‘Bosch’ estaba ahí y que debió estar en aquellas listas. A razón de diez capítulos por cada una de sus seis temporadas, el protagonista es el heredero más completo y fiel de los Spade o Marlow del cine en blanco y negro. Sin gabardina pero con la leche agriada con los malos. Las casualidades no existen y que Overmyer (compañero de David Simon en ‘The Wire’, ‘Homicidio’ o ‘Treme’) esté a los mandos explica las formas pausadas y firmes en la construcción de tramas y personajes.

Broadchurch (2013-2017)

La serie 'Broadchurch' es una producción británica de la ITV disponible en España en Netflix
La serie 'Broadchurch' es una producción británica de la ITV disponible en España en Netflix. / EP

Creada por David Chibnall y disponible en Netflix. Producción británica de la ITV (única cadena que le puede toser en ficción a la BBC en casa), supuso el gran descubrimiento internacional de dos de los mejores actores de las islas: Olivia Colman (Oscar a mejor actriz principal en 2019 y ahora la reina Isabel II en ‘The Crown’) y David Tennant (de ser Doctor Who a colarse entre villanos de relumbrón en Estados Unidos).

Aquí, son dos investigadores que tienen que dilucidar la muerte de un niño al pie de los acantilados de Dorset. Como sucede en tantas ficciones del género, el escenario es un personaje más en la trama, ya que el pueblo (el ficticio que da nombre a la serie) es un lugar idílico en temporada baja que esconde secretos no muy agradables de sus habitantes.

Precisamente, el descubrimiento paulatino de las miserias va dirigiendo a los dos detectives (ella, una agente local y ama de casa, con preocupaciones familiares de sobra) y él, un listo venido de la gran ciudad. Hay mucho laberinto que termina en nada, mucha evidencia cristalina que apunta a un personaje para que luego se desmonte en el episodio siguiente y quizá cierto cansancio cuando se llega a la tercera y última temporada (24 capítulos en total), ya que es evidente que el misterio original no daba más de sí, pero los protagonistas eran tan buenos en lo suyo que todos querían verlos un capítulo más.

Lights out (2011)

La serie 'Lights Out' se emitió en 2011 en Fox TV, pero no está disponible ahora
La serie 'Lights Out' se emitió en 2011 en Fox TV, pero no está disponible ahora. / Fox

Creada por Justin Zackham. Una serie que quizá rescate Disney+ cuando ponga en marcha su plataforma de contenido adulto en España y que en su día emitió Fox TV. Producida por la división más independiente de la propia Fox, la FX, quizá fuera víctima de un panorama demasiado caníbal. Es posible que hoy la hubiera rescatado alguna plataforma. Sea como sea, solo tuvo una temporada y 13 episodios. Lo que, habida cuenta de cómo termina (en el sentido de la lógica narrativa), fue lo mejor. Puesto que, a veces, una serie debe durar lo que debe durar.

Más o menos como un combate de boxeo. Esa es la trama, un viejo boxeador al que le diagnostican la demencia propia del deporte pero al que las cosas le van de mal en peor en casa y en lo económico. ¿Y si pudiera volver una última vez al ring para solventar el futuro de los suyos? La serie es cruda y negra por todos sus costados, por los que empiezan a circular toda esa fauna de oportunistas y mafias que se enriquecen de las desgracias ajenas. Una tragedia clásica y negra. Tan brillante de lo negra que es.

Mindhunter (2017-2019)

La serie 'Mindhunter', producción de Netflix, lleva dos temporadas
La serie de David Fincher decidió parar temporalmente antes del coronavirus para que su productor se dedicase a otros proyectos. / EP

Creada por Joe Penhall y disponible en Netflix. Mismo protagonista que la anterior (el gran Holt McCallany, que ahora hace pareja con uno de esos tipos que se creen más listos por encima de sus posibilidades). Basada en el ensayo del mismo nombre, cuenta cómo se creó la Unidad del Comportamiento en el FBI y cómo le dio un sesgo científico a la investigación criminal. Mediante entrevistas con famosos asesinos en serie, un par de agentes se recorrieron el país para recabar datos y patrones en estos delincuentes.

Lo que poca gente sabe es que todo esto sería el germen de lo que luego popularizaría ‘El silencio de los corderos’, es decir, esos trajeados de la Agencia que esclarecen los asesinatos más macabros (el mentor de Clarice está basado en una mezcla de los pioneros de la unidad). Aunque en esta serie están muy lejos de ser reconocidos. Todo lo contrario. Con solo 19 episodios en dos temporadas (la tercera se postergó antes del coronavirus porque una de las mentes pensantes, el cinematográfico David Fincher, quería más tiempo para otros proyectos paralelos) se mueve entre la psicología y los lados más tenebrosos de la mente humana. La fascinación por el mal. O la traslación a serie de aquella famosa cita de Nietzsche: “Quien con monstruos lucha cuide de convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti”.

Sneaky Pete (2016-2019)

La serie 'Sneaky Pete' consta de tres temporadas y es una producción de Amazon
La serie 'Sneaky Pete' consta de tres temporadas y es una producción de Amazon. / EP

Creada por David Shore y Bryan Cranston y disponible en Amazon Prime Video. Aparece el nombre de Shore ( artífice de ‘House’) porque fue quien la concibió, pero desde el capítulo 3 de la primera temporada (tiene tres con diez cada una) se hizo cargo de ella Graham Yost, responsable de la mismísima ‘Justified’. Y vaya si se notó el cambio porque convirtió una serie algo deslavazada de timadores en una compacta serie de timadores con corazón.

Divertida, sorprendente y hasta tierna. Una digna revisión en el siglo XXI de las grandes historias de estafas intrincadas con un toque familiar (en su sentido de clan que protege a los suyos, no de tartas de zanahoria) en la América profunda. Un preso a punto de salir de la cárcel sabe que fuera le espera el mafioso al que traicionó y se las apaña para suplantar la personalidad de su compañero de celda y plantarse en la casa rural a la que el otro no iba desde pequeño. Lo que cree que será un respiro pronto se convierte en la oportunidad de dar un golpe fácil que se complica. Sobre todo, cuando se va encariñando de su familia falsa (a la que no para de meterla en problemas y ellos a él).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING