Sábado, 04.04.2020 - 01:21 h
Día de la Igualdad Retributiva 

Díaz quiere acceder a las nóminas para revelar la brecha salarial en las empresas

Los ministerios de Trabajo e Igualdad están elaborando una herramienta informática para recabar información sobre los salarios de hombres y mujeres.

Yolanda Díaz Congreso de los Diputados
Díaz quiere acceder a las nóminas para revelar la brecha salarial en las empresas / EFE

"La igualdad es un objetivo prioritario de la sociedad que no se consigue solo con la igualdad formal entre hombre y mujeres. Es preciso remover los obstáculos que impiden la igualdad efectiva a todos los niveles, particularmente en el trabajo, porque la autonomía económica y la proyección profesional de las personas garantiza su dignidad". Con esas palabras la ministra de Trabajo y Economía Social Yolanda Díaz dejaba claro ayer en el Congreso de los Diputados que la igualdad es un objetivo prioritario de su Ministerio. Para alcanzarlo, su equipo está trabajando en el desarrollo de una herramienta informática que permita recabar información sobre los sueldos de hombres y mujeres para detectar de manera más efectiva la brecha salarial en las empresas. 

Según ha podido saber La Información por fuentes conocedoras de estos trabajos que se están desarrollando, la iniciativa conjunta con el Ministerio de Igualdad que pilota Irene Montero viene a desarrollar el reglamento que dejó pendiente el Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación. A juicio del actual equipo de Trabajo, el texto promovido por el anterior Gobierno establece un marco acertado, pero muy general, en el que ahora toca profundizar en materia de igualdad retributiva. 

Cabe recordar que aquel texto establece que el empresario está obligado a llevar un registro con los salarios de sus trabajadores desagregado por sexo y categoría profesional, que debe ser accesible para los empleados. También fija que si en una empresa con más de 50 trabajadores la media de las retribuciones de un sexo es superior a la del otro en al menos un 25% el empresario debe justificar que esa diferencia responde a motivos no relacionados con el sexo de los trabajadores. El hecho de no formalizar este registro supone una infracción grave, pudiendo acarrear una sanción en su grado mínimo de 626 euros y en su grado máximo de 6.250 euros.

Pero el equipo de la ministra del ramo de Unidas Podemos considera insuficientes los registros salariales por parte de las empresas y está dispuesto a atacar la línea de flotación de la brecha retributiva acudiendo directamente a las nóminas de los trabajadores. Se trata de poner en marcha una aplicación informática que permita recabar información sobre los salarios de hombres y mujeres en el seno de las empresas a partir de los datos de cotización existentes.

De acuerdo con la información que manejan las mismas fuentes, la herramienta correría a cargo de la Tesorería General de la Seguridad Social, que es la que controla esta base de datos, por lo que aquí tendrá algo que decir el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones que dirige José Luis Escrivá. Por el momento, desde su departamento confirman a preguntas de este medio que "en la tesorería tienen una propuesta de estudio para analizar la evolución de las bases de cotización con el fin de estudiar la brecha de género".

Habrá que esperar a que se desarrolle esta herramienta, pero por ahora la última 'Estadística de bases medias de cotización del régimen general' establece que las bases de las mujeres son sensiblemente más bajas (1.663 euros) que las de los hombres (1.985 euros), lo que pone de manifiesto una brecha de 322 euros mensuales. Otras estadísticas como la Encuesta Anual de Estructura Salarial del INE sitúan la brecha retributiva de género en el 21,9%, resultado de una ganancia media anual de 26.392 euros para los hombres y 20.608 euros para las mujeres. El 'gap' se reduce al 13,5% si se tiene en cuenta la retribución por hora, más ajustada habida cuenta de que las mujeres realizan más trabajo a tiempo parcial.

brecha salarial
 

La iniciativa de Díaz ya se recogía en la Proposición de Ley de igualdad retributiva entre mujeres y hombres presentada por el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea en noviembre de 2017. Ese texto, que según las fuentes consultadas servirá de base para el desarrollo de esta herramienta, establece que los datos recopilados a partir de las nóminas se pondrán a disposición de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, que tendrá un papel clave durante esta legislatura en la lucha el fraude en materias como la contratación, el registro horario o la igualdad de género.

La Inspección determinará si conviene enviar una comunicación individualizada a aquellas empresas en las que se detecte una brecha salarial determinada (la proposición de ley de UP establecía un 20%), poniendo en su conocimiento que tal circunstancia ha sido observada por los inspectores y que es objeto de sanción. Además, se enviará anualmente a los trabajadores en activo los datos que les permitan conocer la realidad retributiva de su empresa en materia de igualdad, "sin perjuicio de la salvaguarda correspondiente en materia de protección de datos", sostiene el texto. 

Ley de trabajo corresponsable

Durante su comparecencia en el Congreso, Díaz recordó que la brecha de género en el salario alcanza en España el 21,9% y que este sábado se celebra el Día internacional de la igualdad salarial porque se entiende que las mujeres "hemos trabajado gratis hasta hoy, los primeros 53 días del año". También anunció la Ley de trabajo corresponsable, que será elaborada en colaboración con el Ministerio de Igualdad y que establece "una serie de obligaciones relacionadas con el cuidado de las hijas y los hijos y dependientes, con el eje conductor del reparto equitativo de responsabilidades, evitando perpetuar a las mujeres en los roles de cuidado", matizó.

Estos y otros asuntos forman parte de la agenda compartida de Díaz y Montero, un tándem que viene a poner las pilas a las empresas con la  igualdad. Y todo esto, reforzando la actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para asegurar el cumplimiento de la legislación en materia de jornada y horarios, desconexión y conciliación de la vida laboral y personal. También endureciendo el régimen de infracciones y sanciones aplicables frente a eventuales incumplimientos por parte de la empresas, tal y como se explicó en este artículo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING