Nuevas oportunidades

Tres fórmulas para encontrar empleo en pandemia (más allá del currículum)

La crisis del coronavirus ha transformado por completo el mercado laboral, dejando obsoletos los canales tradicionales para buscar trabajo.

entrevista de trabajo empleo
Tres fórmulas para encontrar empleo en pandemia (más allá del currículum).
©nortonrsx a través de Canva.com

La crisis del coronavirus ha transformado hasta la forma de buscar empleo en el mercado laboral: si antes se trataba de demostrar que el candidato era el idóneo para ocupar un puesto concreto con una serie de funciones específicas, en la actualidad las 'skills' digitales tienen más peso que nunca y valores como la resiliencia o la flexibilidad (de horarios, para trabajar en remoto) son los más demandados por las empresas. Por eso, es bastante complicado enviar tu currículum y esperar a ser contratado, como antaño; más bien, se requieren estrategias adaptadas a los nuevos tiempos. ¿Cómo? Practicando estas tres fórmulas recogidas en este artículo de 'CNBC'.

Networking y entrevistas telemáticas

Lo mejor que puede hacer una persona que busca empleo es considerar como oportunidades las nuevas formas de establecer contactos, postularse y entrevistarse para un trabajo, en lugar de como barreras, tal y como explica Akhila Satish, directora ejecutiva del programa de capacitación en liderazgo Meseekna. "El mundo ha cambiado y todos los paradigmas que creíamos conocer sobre el proceso de contratación se han lanzado al aire. En lugar de dejar que eso te abrume, úsalo a tu favor".

Por ejemplo, con más empresas que apuestan por el teletrabajo, es posible que una persona pueda postularse para puestos que antes no podía debido a su ubicación (y la necesidad de que fueran puestos presenciales). En este sentido, el nuevo mercado laboral también permite eliminar la barrera de la educación: muy a menudo, las habilidades son transferibles y pueden ser más adecuadas para un nuevo puesto que para el trabajo que se lleva haciendo desde hace un tiempo. Por eso, una buena fórmula es crear un perfil o currículum personalizado para cada puesto al que se postula, destacando los puntos fuertes que más se van a valorar

Buscar empleo al 'revés'

Si tienes algo de tiempo -y, desgraciadamente, muchos españoles que han perdido su empleo este año, lo tienen- para pensar hacia dónde quieres orientar tu carrera profesional, comienza creando una lista de empresas para las que te gustaría trabajar, en lugar de buscar nuevas oportunidades según el nombre del puesto. Piensa en qué empresas son conocidas por ser un buen lugar para crecer o cuáles te interesarían para trabajar. Después, conéctate con las personas de esa organización. Una buena fórmula es a través de LinkedIn, donde cualquier persona puede contactar con otra.

Además, en la red social podrás comprobar si tienes contactos dentro de la empresa, si los reclutadores están disponibles para responder a tus preguntas o si antiguos colegas pueden recomendarte para un puesto. El objetivo último debe ser construir relaciones dentro de la empresa y comprender por qué las personas disfrutan trabajar allí. Es decir, realizar una labor previa de 'networking' para tener 'feedback' en primera persona y, por otro lado, poder tener acceso anticipado a posibles ofertas. Porque, aunque parezca mentira, así es cómo se consiguen buena parte de los trabajos hoy en día.

No se desesperarse y ser proveedor de soluciones

Jackie Mitchell, fundadora de Jackie Mitchell Career Consulting, es más contundente en su principal consejo a la hora de buscar empleo: "No puedes desesperarte cuando optas a un empleo que quieres. Los reclutadores pueden oler ese pánico a un kilómetro de distancia... y eso te sitúa en desventaja", como un producto en rebajas. En cambio, una actitud que cualquier departamento de RRHH valora es la de venderse como "un solucionador de problemas y un proveedor de soluciones, en lugar de un buscador de empleo".

La distinción es sutil pero importante: un buscador de empleo acude a una entrevista simplemente buscando ocupar un puesto vacante, mientras que un proveedor de soluciones realiza una misión de investigación para determinar cómo sus habilidades se alinean con el problema que la empresa está tratando de resolver. ¿Cuál es el principal objetivo del trabajo? ¿Qué nuevas ideas puede puedes aportar para mejorar el puesto en sí? Y, lo más importante, ¿cómo se puede resolver el mayor desafío del empleador: contratar a la persona adecuada de manera oportuna y rentable?

Mostrar comentarios