Un 40% del índice de bolsa

El miedo del Ibex 35 al Brexit de Boris... 30.500 millones en ingresos con la libra

Las seis empresas de la bolsa española más expuestas al Brexit lo identifican como un gran riesgo aunque solo Sabadell concreta un escenario.

Ingresos procedentes del Reino Unido en 2018.

Seis empresas españolas con un peso del 40% en el Ibex 35 se juegan decenas de millones de euros en ingresos anuales procedentes de Reino Unido y de la vapuleada libra. Son, por orden de peso del mercado británico en sus respectivos negocios: la constructora Ferrovial, la aerolínea IAG (Iberia, Vueling), Banco Sabadell, la eléctrica Iberdrola, la operadora Telefónica y Banco Santander. En total, estos seis valores declararon al cierre de 2018 unas ventas generadas en libras esterlinas que alcanzan los 30.485 millones de euros, un 1,9% más que en 2017, según los datos recopilados por ‘La Información’.

La llegada al poder de Boris Johnson, uno de los principales impulsores de la campaña para salida de Reino Unido de la Unión Europea, ha encendido todas las alarmas de los inversores ante las posibilidades crecientes de que se produzca un Brexit por las bravas el próximo 31 de octubre. La libra esterlina lleva cinco días cayendo en los mercados de forma consecutiva y se sitúa en mínimos de dos años. Su cambio con el euro se depreció un 0,5% el martes hasta los 1,09 euros, mientras que frente al dólar se movía en los 1,21 unidades.

El impacto en las cuentas de las empresas españolas es enorme. El Ibex 35, la referencia bursátil española, bajó un 2,5% este martes en su mayor caída del año. Santander bajó un 3,7%, seguido del 3,4% de Sabadell, el 1,9% de Telefónica, el 1,7% de Ferrovial o Iberdrola, un  1,4%. IAG, el holding dueño de British Airways, se desplomó un 6%. El movimiento del mercado estuvo motivado por el ultimátum lanzado por Johson a Bruselas y la caída de la divisa británica.

Entre las grandes multinacionales con intereses en Reino Unido ha resucitado su ya célebre frase “Que se jodan los negocios” con la que contestó a diplomáticos europeos en el cumpleaños de la Reina Isabel II en 2018 cuando era ministro de Exteriores, según The Telegraph. Todas las grandes corporaciones tienen identificado al Brexit (y a Boris) como uno de sus principales riesgos, aunque, en general, en el Ibex 35 no se mojan demasiado en concretar que escenarios esperan en adelante.

Sabadell vaticina el fracaso de Boris

Solo una de las seis lo hace en su informe semestral, la última actualización financiera enviada a la CNMV pasado el ecuador de 2019. De las seis citadas, Banco Sabadell, propietario del banco británico TSB, trabaja todavía con la tesis de un Brexit blando, controlado y civilizado que permita mitigar su impacto a ambos lados. La entidad que preside Josep Oliú augura el fracaso de Johnson. Sin contemplaciones.

“El escenario base contempla un Brexit ordenado en la segunda mitad de 2020 tras la convocatoria de unas elecciones anticipadas en Reino Unido, después de que el nuevo primer ministro fracase en la renegociación del acuerdo con la UE y vea que no puede provocar un No-Deal ante la falta de apoyo parlamentario”, sentencia en su informe semestral.

En opinión de los gestores del Sabadell, “lo anterior significa que la fecha 31 de octubre de 2019, establecida para la salida de la UE, vuelve a ser irrelevante -como ya pasara con el 29 de marzo- y que se pospondrá, otra vez, la salida de Reino Unido de la UE. Todavía cabe la posibilidad de un segundo referéndum en 2020. El escenario base contempla que la salida de la UE se acabará produciendo con un acuerdo que no distará demasiado de lo pactado por Theresa May en noviembre de 2018”.

Telefónica se pone en lo peor

En Telefónica, que posee una de las mayores operadoras del país (O2), echan mano de la Ley de Murphy: si algo puede salir mal, saldrá mal. “La situación podría empeorar dependiendo del resultado final del Brexit, que podría llevar a un aumento de los conflictos regulatorios y legales en materia fiscal, comercial, de seguridad y de empleo. Estos cambios pueden ser costosos y disruptivos para las relaciones empresariales en los mercados afectados, incluyendo las de Telefónica con sus proveedores y clientes”, explica el grupo que preside José María Álvarez-Pallete.

Banco Santander, una de las multinacionales pioneras en abrir mercado en Reino Unido desde 2004 y que arrastró allí a otras empresas del Ibex 35 tras sus buenos resultados, no descarta que Johson tenga éxito con su plan kamikaze. “El resultado del Brexit sigue siendo incierto. Sin embargo, la salida del Reino Unido de la Unión Europea sin acuerdo sigue siendo una posibilidad y la posición de consenso es que tendría un impacto negativo en la economía de Reino Unido y en sus perspectivas de crecimiento”, señala la entidad que preside Ana Botín.

Iberdrola, esperar y ver

¿Qué sucedería de producirse ese Brexit? “A nivel operativo, es posible que las filiales del Grupo en el Reino Unido y otras instituciones financieras ya no puedan apoyarse en el marco transfronterizo europeo para los servicios financieros y no está claro cuál será el régimen alternativo tras el Brexit”, añade el gigante bancario.

La eléctrica Iberdrola, que obtiene otros 5.000 millones de sus ventas anuales en libras, no hace mención en su informe semestral el nuevo escenario con Boris, aunque en memoria anual destaca que está monitorizando su evolución para adoptar coberturas y tomar decisiones “a medida que el resultado del Brexit sea más claro”.

El grupo que preside Ignacio Sánchez-Galán ve también un claro impacto en las relaciones comerciales de ambos mercados, aunque no detalla provisiones o impactos económicos concretos. “Las reglas de la OMC significarían que el comercio entre el Reino Unido y la UE, que actualmente es fluido, se convertiría en comercio transfronterizo sujeto a controles aduaneros y aranceles”.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios