En términos de ingresos

Ferrovial, Telefónica y Santander elevan su exposición a Reino Unido con el Brexit

Iberdrola, IAG y el Sabadell han reducido mientras tanto el peso de sus ingresos británicos sobre el total entre 2017 y 2018

Evolución de los ingresos en Reino Unido de las empresas que más pesan en el Ibex
          

Ferrovial, Telefónica y el Banco Santander, tres de las compañías del Ibex 35 con mayor peso de su negocio en Reino Unido han aumentado su presencia en el país después de que la maquinaria del Brexit se pusiera en marcha tras el referéndum de junio de 2016. Las tres firmas elevaron en el último año el porcentaje de ingresos procedentes de las islas en relación al ejercicio previo, algo especialmente visible en el caso de la concesionaria. Ahora están atentas a lo que suceda en Londres, cuyo Parlamento vota hoy las novedades del acuerdo de salida que la primera ministra, Theresa May, ha cerrado con Bruselas.

El temor que existe ahora en el mercado es que un final abrupto para el Brexit, previsto en principio para dentro de diecisiete días, haga mella en el selectivo español. Si a Ferrovial, Telefónica y Santander les sumamos Iberdrola, IAG y el Banco Sabadell (las otras tres con mayor presencia en territorio británico), tenemos el 40% del Ibex y para cualquiera de todas ellas un desplome de la libra puede ser ser un lastre para su cuenta de resultados.

Donde más peso ganan las ventas británicas entre 2017 y 2018 es en Ferrovial, al pasar del 29% a representar algo más del 45% en el último año, hasta los 2.610 millones de euros, de un total de 5.737 millones. No es de extrañar si tenemos en cuenta que la concesionaria controla una participación importante del aeropuerto de Heathrow y el 50% de Southampton, Aberdeen y Glasgow. La multinacional ha puesto además en venta su división de Servicios en Reino Unido, Amey, por la que tuvo que provisionar 774 millones de euros ante la incertidumbre que ha generado el Brexit.

En lo que respecta a Telefónica, el porcentaje de las ventas británicas sobre el total aumenta sensiblemente en el mismo periodo del 13 al 13,9% hasta los 6.790 millones de euros al cierre del último ejercicio. La operadora ha dejado claro que ya no se plantea la venta de su filial O2 para reducir su deuda y que considera estratégico el mercado británico. En los tres últimos ejercicios la compañía que capitanea José María Álvarez-Pallete ha logrado reducir su pasivo en 12.000 millones de euros, cuando la venta de O2 a la china Hutchison (que bloqueó la Comisión Europea) le habría reportado unos 13.000 millones.

Mientras, Santander ha elevado el porcentaje de sus ventas procedentes de las islas del 10,8% de 2017 al 11,1% del año pasado. Éstas suman en total 5.420 millones de euros de un total de 48.424 millones. El consejero delegado del grupo, José Antonio Álvarez, aseguró recientemente que las consecuencias del Brexit, sea duro o blando, pueden afectar al crecimiento de su negocio minorista allí, sobre todo en lo que afecta a la concesión de hipotecas. De momento, el Banco Central Europeo (BCE) ha elevado las exigencias de capital a la entidad cántabra, que ya cumple con holgura los requisitos fijados.

El camino opuesto al de estas firmas lo han seguido Iberdrola, IAG (matriz de Iberia) y el Sabadell, puesto que las tres han reducido en este mismo tiempo el peso de su negocio británico sobre el total. En el caso del grupo aéreo propietario de Iberia y British Airways ha pasado del 28 al 20,8% de las ventas totales (7.982 millones). El grupo se enfrenta a una situación compleja si no logra demostrar que tanto Iberia como Vueling están controladas mayoritariamente por manos españolas, puesto que de lo contrario Bruselas las dejará en tierra (las aerolíneas que no tengan la mayoría de su control en manos de países comunitarios perderán la posibilidad de operar dentro de la UE).

Mientras, en el caso de Iberdrola los ingresos procedentes de Reino Unido se han reducido del 22 al 17,6% del total a 6.176 millones de euros; y los del Banco Sabadell han pasado de suponer un 28% del total de las ventas de la entidad en 2017 al 20,8% el pasado ejercicio (1.042 millones de euros). La eléctrica asegura que el cien por cien de su actividad en terreno británico ya tiene cobertura frente a los posibles vaivenes de la libra.

Por su parte, el banco que preside Josep Oliu tuvo problemas en el acople de los sistemas informáticos en su integración con TSB, su filial británica, y a los sobrecostes de 460 millones que ya tuvo que abonar por ello se suman ahora los 500 millones más de provisiones que le exige el Banco Central Europeo (BCE) este año.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios