Prestación de jubilación

¿En qué consiste el complemento de maternidad y a qué pensiones se aplica?

Las trabajadoras jubiladas desde 2016 pueden ver incrementada la cuantía de su pensión, hasta un 15%, si han tenido dos o más hijos.

Jubilados
¿En qué consiste el complemento de maternidad y a qué pensiones se aplica?
Canva

La pensión media que obtienen las trabajadoras jubiladas asciende a 884,10 euros al mes, casi 500 euros por debajo de la cuantía media que ingresan los hombres (1.338,81). De manera general, las mujeres cuentan con más interrupciones en su vida profesional que a largo plazo repercute en su jubilación. Para evitar esa brecha, el sistema de pensiones contributivas de la Seguridad Social reconoce el complemento de maternidad como un suplemento para las cuantías que perciben las mujeres que hayan sido madre de al menos dos hijos. 

Desde el año 2016, las madres que accedan a la jubilación pueden ver incrementada su pensión un 5% si tienen dos hijos, un 10% si tienen tres y hasta un 15% si tiene cuatro o más descendientes. Así, por ejemplo, si tomamos como referencia la pensión de jubilación media entre las mujeres (884,10 euros), la cuantía podrá incrementarse 44,2, 88,4 o 132,6 euros. 

Para acceder a este complemento se exige haber sido madre de al menos dos hijos, siempre que hayan nacido con anterioridad al momento de solicitar la prestación pública, hay que tener en cuenta que se aplica a la pensión de jubilación, pero también de viudedad e incapacidad permanente. Además, la persona deberá ser beneficiario de la prestación contributiva y tener la residencia en España

Sin embargo, cumplir todos los requisitos no basta porque este complemento se aplica en función de la modalidad de jubilación y de la cuantía a la que se tenga derecho. En primer lugar, si la trabajadora accede a la jubilación anticipada de forma voluntaria no se genera el derecho a este complemento. Lo mismo ocurre si se trata de jubilación parcial, aunque en esos casos se aplicará el complemento que corresponda cuando se acceda a la jubilación plena. 

Por otra parte, al acceder a la jubilación ordinaria el complemento estará limitado si la pensión de la beneficiaria supera la cuantía máxima que se determina cada año. En ese caso, la la suma de la pensión y del complemento no podrá superar dicho límite incrementado en un 50% del complemento asignado. 

También puede ocurrir que al aplicar parcialmente el complemento la cuantía de la pensión supere el límite máximo. En ese supuesto, la beneficiaria tendrá derecho a la pensión máxima más el 50% del exceso de complemento que no se haya aplicado porque excede del límite. 

De igual manera que existe un límite máxima, la Seguridad Social también garantiza una cuantía mínima para las prestaciones contributivas de jubilación, siempre que el beneficiario cumpla los requisitos exigidos y el complemento por maternidad siempre se aplica por encima de ese límite. Si cumpliendo los requisitos la pensión es inferior al límite se aplica el denominado complemento por mínimos. No obstante, el porcentaje del complemento por maternidad se calcula sobre la pensión original, aunque sea inferior a la cuantía mínima. 

¿Pueden reclamarlo los padres?

El objetivo de este complemento es favorecer a las mujeres "por su aportación demográfica a la Seguridad Social", compensando de esta manera la interrupción laboral que supone tener hijos y fomentando la igualdad. Sin embargo, la polémica rodea a este suplemento precisamente por la igualdad de trato entre hombres y mujeres que debe garantizar la Seguridad Social. En este caso la norma favorece a las mujeres respecto a otros trabajadores masculinos que se encuentran en una situación idéntica. 

Recientemente el Tribunal Superior de Justicia Europea (TJUE) falló a favor de un padre que exigía la aplicación de este complemento en su pensión de invalidez, una sentencia que abre la posibilidad de que los hombres también reclamen este complemento para su pensión de jubilación.

Mostrar comentarios