Busca cambiar a la cúpula del regulador

Sánchez prepara el 'asalto' a la CNMV con el relevo de Albella y Martínez-Pina

Moncloa y la Vicepresidencia económica inician la búsqueda de candidatos para un supervisor elegido en la etapa de Luis de Guindos y que toca renovar.

Sebastián Albella, CNMV
Sánchez prepara el 'asalto' a la CNMV con el relevo de Albella y Martínez-Pina
EFE

El Gobierno de coalición tiene ya su punto de mira puesto en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Moncloa y la Vicepresidencia económica que dirige Nadia Calviño han iniciado el proceso de búsqueda de candidatos para relevar al actual presidente del supervisor, Sebastián Albella, a la vicepresidenta, Ana Martínez-Pina, y a un consejero, según explican a La Información fuentes gubernamentales. Con este movimiento el Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos podrá tomar el control de un regulador que hace ya cuatro años que renovó a fondo el Partido Popular con la colaboración de Ciudadanos. 

El mandato de Albella y de Martínez-Pina finaliza el próximo mes de octubre/noviembre, si se tiene en cuenta el momento en el accedieron al puesto. Para entonces el Gobierno quiere tener listo la sustitución de ambos y el de los otro consejero que no es natos y cuyo mandato expira también en los próximos meses. Se trata de Ángel Benito, que lo hace en enero del próximo año 2021.

Es decir, en cuestión de tres meses, entre octubre y enero, el Ejecutivo prevé acometer una renovación amplia en el regulador de los mercados de valores con la sustitución de tres de sus siete componentes, incluido números uno y dos. Solo continuarían en el cargo cuatro consejeros: Juan Manuel Santos-Suárez, nombrado en 2018; María Dolores Beato, que también llegó a la CNMV en agosto de 2018, ya con el Gobierno socialista; el secretario general del Tesoro y Financiación Internacional, Carlos San Basilio; y Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España. Estos dos últimos son consejeros natos.

Los mandatos de los integrantes del consejo de la CNMV son por cuatro años, según la Ley que rige el organismo, y podrían renovarse por otros cuatro, pero el Gobierno no tiene la intención de hacerlo. Las fuentes consultadas indican que es la Vicepresidencia económica quien lidera el proceso de búsqueda de candidatos, aunque, especialmente para el cargo de presidente o presidenta, debe contar con el 'plácet' de Moncloa

Fuentes de la Vicepresidencia económica enmarcan este 'plan renove' en la CNMV en una estrategia mucho más amplia para acometer los relevos en las instituciones y reguladores cuyos integrantes cumplen mandato. Es el caso de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), cuyos candidatos encabezados por Cani Fernández tienen que pasar precisamente en la tarde de este jueves el preceptivo examen en la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Congreso de los Diputados.

Tanto Albella como Martínez-Pina fueron aupados a la presidencia y vicepresidencia de la CNMV en noviembre de 2016 por el Gobierno de Mariano Rajoy. Su designación se retrasó un mes por las dificultades que tuvo el entonces ganador de las elecciones para poder ser investido ese año. Durante ese tiempo el presidente interino fue Santos-Suárez. Una de las primeras decisiones que tomó el nuevo consejo de ministros fue la de acometer la renovación de este supervisor gracias a un acuerdo entre el entonces ministro de Economía, Luis de Guindos, y el responsable del ramo de Cs, Luis Garicano. A Albella lo ficharon del despacho de abogados Linklaters y Martínez-Pina, del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC).

Sede de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)
Sede de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)
EUROPA PRESS - Archivo

Fuentes cercanas a la CNMV recuerdan que Albella cuenta, además, con el hándicap del caso Popular, lo que le resta posibilidades para continuar al frente del regulador. El presidente del organismo estaba citado a declarar el pasado 18 de marzo como testigo en el caso pero el estado de alarma por el Covid lo impidió. En concreto, Albella fue llamado por haber sido socio del citado despacho Linklaters, el cual asesoró a la entidad presidida por Ángel Ron en la operación para ampliar capital.

Hay que recordar también que el PSOE y Unidas Podemos votaron en contra los nombramientos de Albella y Martínez-Pina para desembarcar en la CNMV. En concreto, fue la gestora de los socialistas la que tomó la decisión, criticando que se trataba de un caso de 'puerta giratoria' al pasar de una empresa al regulador en cuestión de días. Llegaron a hablar de un posible "conflicto de intereses". La votación no era vinculante.

En el pacto de Gobierno entre PSOE y UP no había referencia expresa a la CNMV, pero sí una mención a la renovación de "organismos independientes". "Promoveremos acuerdos parlamentarios de consenso que permitan la elección y renovación de los órganos constitucionales y organismos independientes, como en el caso del Consejo General del Poder Judicial, el Defensor del Pueblo, la Presidencia del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno y el Consejo de Administración de Radiotelevisión Española. Primaremos en la búsqueda de dichos acuerdos los principios de mérito, capacidad, igualdad, paridad de género y prestigio profesional", se puede leer en el punto 2.11.1 del documento. Antes, en las semanas previas a las elecciones del 10-N, Carmen Calvo llegó a decir en una entrevista en la Cadena SER que podría ofrecer a Unidas Podemos dirigir la CNMV.

Los puestos de presidente y vicepresidente de la CNMV son de los mejores remunerados en la administración pública. En concreto, los salarios anuales de Sebastián Albella y Ana María Martínez-Pina superan los 160.000 euros.

Mostrar comentarios