Lunes, 12.11.2018 - 19:48 h
Nueva planificación de redes 2020-2026

REE fija en diciembre el punto de no retorno para cumplir el 20% renovable

El operador del sistema eléctrico reclama un sistema excepcional de autorización y ejecución de obras para dar salida a la nueva producción renovable

La UE se fija un objetivo de energías renovables del 32% para 2030
La UE se fija un objetivo de energías renovables del 32% para 2030 / EFE

Las cosas de palacio van tan despacio que, a menudo, no van. En los próximos 15 meses, y sobre el papel, se deben incorporar al sistema eléctrico 8.600 MW de origen renovable. Una avalancha sobre un embudo. Aunque el mensaje es de "tranquilidad", el operador del sistema Red Eléctrica de España (20% de la SEPI) sitúa en el mes de diciembre el punto de no retorno para cumplir con los planes previstos. Si antes de fin de año el Gobierno no adopta medidas excepcionales para agilizar la tramitación y construcción de nuevas instalaciones de transporte de electricidad, el objetivo del 20% de energía renovable comprometido con la UE para 2020 no se pondrá cumplir.

La burocracia es la burocracia y en España cuesta más tramitar la autorización de un proyecto en la red eléctrica -hasta tres años- que poner en funcionamiento una instalación para generar electricidad. El Gobierno debe lanzar en breve una nueva Planificación de redes para el periodo 2020-2026. Pero mientras tanto, se aplica la que está en vigor para el periodo 2015-2020. El traje se ha quedado pequeño y, aunque es posible modificar la planificación cada año, el tiempo corre.

"Cada día cuenta", explica el director de operaciones de Red Eléctrica de España, Miguel Duvison. La compañía que preside Jordi Sevilla ha enviado ya al Ejecutivo su propuesta -que no desvela- para modificar la planificación en vigor y asumir la generación de los 8.600 MW renovables adjudicados en subastas en 2016 y 2017. Pero hay que agilizar los trámites para afrontar una situación "excepcional".

Líneas rojas que se ven

"El Gobierno es consciente de la situación y está trabajando", asegura Duvison. Pero las líneas rojas ya se ven. Si el Gobierno no aprueba las medidas excepcionales que reclama Red Eléctrica antes de enero "podemos estar en una situación de compromiso para determinadas instalaciones, que no van a llegar", asegura. El punto de no retorno.

La situación es apurada porque España tiene que instalar antes de enero de 2020 8.600 MW de potencia renovable para alcanzar el objetivo que marca la UE: 20% de energía limpia. A día de hoy, el objetivo parece inalcanzable. Las subastas para instalar parques eólicos y fotovoltaicos de los años 2016 y 2017 pusieron fin a la moratoria renovable, pero se celebraron tarde. La mayor parte de los proyectos requieren conexiones a líneas de alta tensión. Y como denuncia REE, no queda tiempo.

En el proceso abierto, el papel de los ayuntamientos y de las autonomías es clave. Las comunidades autónomas, explican en la asociación de productores fotovoltaicos Anpier, están centralizando gestiones y agilizando los trámites. Galicia, Aragón y Andalucía, entre otras, tratan de acelerar los procesos. Pero puede no ser suficiente.

Hasta la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, admitió en el Congreso que es difícil que España llegue a tiempo para cumplir con el compromiso 20/20/2020. Más si se tiene en cuenta que el porcentaje que se ha alcanzado, el 17,5%, ha empeorado porque la demanda de energía final ha crecido el 3%.

Cuello de botella

También las empresas temen  el cuello de botella que se adivina en los próximos meses. Hay problemas no previstos. Entre ellos, la falta de maquinaria especializada, especialmente grúas de gran tonelaje, necesarias para instalar generadores eólicos que son auténticos gigantes, con rotores que pueden tener un diámetro de hasta 90 metros y altura de hasta 100 metros.

Red Eléctrica tiene ante sí un enorme desafío. El auge renovable tras años de parón es evidente. Sólo en el sector fotovoltaico, las solicitudes en trámite para nueva capacidad suman 30.000 MW, seis veces la potencia instalada, según datos de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF).

Para hacer frente al reto, Red Eléctrica dispone de 1.700 millones que cobra anualmente por la actividad de transporte y de un plan de inversiones entre 2020 y 2025, adelantado por su presidente Jordi Sevilla, de 7.000 millones de euros. Con esos recursos deberá acompañar -si se cumplen- los planes del nuevo Gobierno: facilitar la instalación de  50.000 megavatios (MW) verdes de aquí a 2030 para alcanzar el objetivo del 35% de la energía final renovable. Palabra del secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios