Arancha González Laya

La ministra defiende que el hecho de que España haya abierto sus fronteras y se considerado un destino seguro por las autoridades belgas es resultado de datos epidemiológicos y no de "juegos diplomáticos".