Lunes, 20.01.2020 - 15:37 h

Botín, en el top ten de los mejores empresarios de la historia de España

  • No obstante, Botín no era el empresario español del Ibex con el sueldo más alto, ni siquiera estaba en el Top 10. El presidente de Inditex, Pablo Isla, lideraba la lista en 2011 con casi 18 millones de euros.
  • Emilio Botín convirtió al Santander de un banco de provincias a posicionarlo en el número uno de Europa.

Emilio Botín logró convertir al Santander en una de las empresas más pujantes e influyentes del país, lo que le valió el título de "mejor banquero de España". El conocido empresario, porque Botín y su apoyo a la universidad, la cultura, la marca España, y el empleo le hacen más que un simple banquero, ha fallecido en la noche del martes a los 79 años y su hija, Ana Patricia Botín, ha tomado el relevo al frente del banco tras su nombramiento por unaminidad como nueva presidenta esta misma tarde.

La segunda empresa más grande de España

El Grupo Santander es hoy la primera entidad financiera de España y de la zona euro y la decimoprimera del mundo por capitalización bursátil.

Inditex lidera la lista de empresas españolas en capitalización bursátil, con más de 64.000 millones de euros, según resultados de 2013. Le siguen el Santander, con casi 60.000 millones. Completan el ranking Telefonica, BBVA, Iberdrola, Repsol, Endesa, Arcelormittal, Gas Natural y Caixabank.

El 'Imperio Botín' incluye una red de entidades financieras con presencia en todo el mundo, principalmente en Europa y Latinoamérica. Cuenta con más de 13.000 sucursales, alrededor de 180.000 empleados, más de 100 millones de clientes y 3,3 millones de accionistas nacionales e internacionales.De un banco de provincias a un referente mundial

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, fallecido anoche en Madrid tras 28 años al frente de la entidad, recibió en 1986 de las manos de su padre la presidencia de un pequeño banco de carácter casi provincial y lo convirtió en una de las entidades de referencia mundial, con más de 100 millones de clientes.

El Grupo Santander, actualmente el primer banco de Latinoamérica, el segundo de Europa y el undécimo del mundo por capitalización, con un valor de más de 90.000 millones de euros, es una de las entidades españolas más reconocidas y con una importante presencia en las tres áreas geográficas clave: Europa, América y Asia.

Con cerca de 15.000 oficinas, casi 190.000 empleados y 3,3 millones de accionistas, el Banco Santander -fundado en 1857- ha conseguido llevar su logotipo (una llama) y su color rojo a 40 países, donde ha importado su modelo de negocio orientado a particulares, pymes y empresas.

En el primer semestre de 2014, el Banco Santander ganó 2.756 millones de euros, un resultado obtenido sobre todo por la diversificación geográfica del grupo, según dijo entonces el propio Botín.

Latinoamérica aporta al grupo una buena parte de sus beneficios (en el primer semestre más de 1.500 millones), sobre todo gracias a sus filiales en Brasil y México, dos de las joyas del grupo financiero, y en menor medida en Chile y en Argentina.

Brasil es un mercado estratégico para el Grupo, con 27,3 millones de clientes. Santander Brasil, su filial, es el tercer banco privado del país y el primer extranjero.

En México, el Santander ocupa el tercer lugar entre las instituciones financieras, con alrededor de 10 millones de clientes.

Otra de las joyas del Santander, en este caso en Europa, es el Santander UK -la tercera entidad del país-, un banco que transformó a partir del Abbey y que actualmente cuenta con 1.189 oficinas, 26.000 empleados y 26 millones de clientes.

No obstante, en Europa el banco también cuenta con una posición muy relevante en Alemania, Portugal, Polonia y el nordeste de Estados Unidos.

De la misma manera, ofrece servicios de financiación al consumo, además de en estos mercados principales, en los países nórdicos, más Holanda, Austria, Italia y Bélgica.

En China, un mercado difícil para las entidades españolas, firmó un acuerdo de cooperación estratégica con el Bank of Shanghai.

Un grupo financiero que se ha ido forjando en los últimos años, en los que ha destacado la adquisición del nacionalizado Banesto en 1994, y la fusión el Banco Central Hispano.

Además, Botín ha conseguido hacer del Santander una de las mayores marcas de España, incluida en varias clasificaciones internacionales como una de las más valiosas del mundo y la cuarta del sector financiero.

Para aumentar la notoriedad de la marca, Botín puso en valor los patrocinios corporativos, que han ayudado a consolidar la posición internacional del banco.

Santander patrocina a la escudería Ferrari y a los pilotos del equipo McLaren Mercedes, y el fútbol latinoamericano, en las tres principales competiciones continentales de clubes, la Copa Libertadores, la Copa Sudamericana y la Recopa Santander Sudamericana, además de la Copa América de naciones.

Desde que Botín llegó a la presidencia del Banco Santander, la acción de la entidad se ha revalorizado el 2.400 %, según datos del mercado

En su sede operativa de Boadilla del Monte, en la ciudad financiera del Santander, trabajan más de 6.000 empleados. En total, en España cuenta con más de 14 millones de clientes, más de 4.000 oficinas y más de 27.000 empleados.

Según número de empleados, el Grupo Santander se colocaría la octava empresa de España, por detrás de Mercadona, Correos, El Corte Inglés, Clece, Carrefour, Randstad y EulenLa segunda empresa de España que tiene más beneficios

El Santander es la segunda empresa de España que más ganó en 2012, tras la eléctrica Iberdrola, según el ranking de 2014 de Einforma. Le sigen Loterías y Apuestas del Estado, Telefónica, OHL, Inditex, Gas Natural y Telefónica.Considerado el empresario español más influyente

Botín ha sido considerado durante muchos años como el empresario más influyente de España. Solía liderar los rankines, año tras año. El último, el estudio KAR, en el que un 61% de los encuestados continuaron respaldando al presidente del Santander, como ya habían hecho los años anteriores.

Le sucedieron el fundador de Inditex, Amancio Ortega, y el presidente de Mercadona Juan Roig. Completan el ranking de los diez ejecutivos más influyentes el presidente de ACS, Florentino Pérez, el máximo ejecutivo de BBVA, Francisco González, el presidente de Inditex, Pablo Isla, el máximo responsable de Telefónica, César Alierta, el presidente de La Caixa, Isidro Fainé, el presidente de El Corte Inglés, Isidoro Alvarez y el de Repsol, Antonio Brufau.Los ejecutivos del Santander, los que más cobraban, pero su jefe no estaba entre el top de sueldo

No obstante, Botín no era el empresario español del Ibex con el sueldo más alto, ni siquiera estaba en el Top 10. El presidente de Inditex, Pablo Isla, lideraba la lista en 2011 con casi 18 millones de euros.

La segunda posición fue para Alfredo Sáenz, consejero delegado del Banco Santander, con unos ingresos de 12 millones y medio de euros. La entidad concentra el mayor número de los ejecutivos mejor pagados del Ibex, aunque entre todos ellos Sáenz es el único que supera los 10 millones de euros.

Antonio Brufau, es el tercero mejor pagado. Le siguen Alierta, José Ignacio Galán, presidente de Iberdola, Julio Linares, consejero delegado de Telefónica, Matías Rodríguez Inciarte, vicepresidente y consejero del Santander, Francisco Luzón, exdirector general para Latinoamércia del Santander, Florentino Pérez, presidente de la constructora ACS y Ana Patricia Botón, consejera delegada por aquel entonces y nueva presidenta del Santander. En el puesto número 11, Emilio Botín ingresó más de 5 millones de euros por desempeñar el cargo de presidente.Botín se ganó estar entre el top de los mejores empresarios de la historia española

Emilio Botín es, sin duda, una de las personalidades más relevantes de la historia empresarial española. Su nombre figura entre los diez empresarios más importantes de siempre. Estos son los hombres –son todos los que están, aunque quizá no estén todos los que son- que han marcado la diferencia por su estilo de gestión, su mentalidad innovadora y por su capacidad para leer el futuro.

Ramón Areces. Fue el creador de El Corte Inglés, la firma de distribución que durante décadas llevó en solitario la bandera del negocio de la distribución en España. El grupo ganó en 2013 174,3 millones de euros, un 6,2% más, y ha dado entrada a nuevos directivos para diseñar el futuro de la compañía, que ha pagado en los últimos años su falta de internacionalización.

Amancio Ortega. El emprendedor por antonomasia en la historia de la empresa española. Desde cero, ha convertido a Inditex en un fenómeno de masas, en la segunda compañía más valorada del Ibex 35 y en la más conocida para los grandes inversores internacionales, que la consideran el Apple español.

Emilio Botín. Convirtió un banco puramente industrial en una enorme compañía internacional sin fronteras y en una de las marcas más reconocidas del país. Con un valor en bolsa de 92.000 millones de euros, la entidad presidida hasta su fallecimiento este miércoles por Emilio Botín ha protagonizado algunas de las compras más sonadas de la banca europea tanto en Europa como América Latina.

Rafael del Pino. Fue el creador de uno de los grandes imperios constructores del país, Ferrovial, hoy presidida por su hijo, del mismo nombre. Fallecido a los 87 años en 2008, uno de sus primeros negocios fue proveer de durmientes de madera a Renfe. Hoy el grupo es una de las mayores multinacionales españolas en el negocio de los servicios.

Juan Roig. Ha creado un gran imperio, Mercadona, con un estilo de gestión tan peculiar como envidiado por sus competidores. En 2013 el grupo ganó 513 millones de euros, tan sólo un 1% que en el ejercicio anterior. Pero las ventas crecieron un 4% y se quedaron a un paso de los 20.000 millones de euros. La de Juan Roig es la cuarta fortuna del país, según la revista Forbes.

José María Entrecanales Azcárate. Pilotó la fusión entre la constructora Entrecanales y Távora y Cubiertas y Mzov de la que nació la actual Acciona, que inició un gran proceso de diversificación de los negocios a los que ha dado continuidad su hijo José Manuel, que accedió al cargo en 2004. Es considerado uno de los grandes renovadores del escenario empresarial español.

José María Aristrain. Nació en Argentina, pero muy pronto se trasladó a Guipuzcoa, donde puso en marcha la primera fundición en Olaberría. Luego extendió sus negocios a Madrid, Valencia y Barcelona. Ha sido el prototipo de empresario industrial en España. Fue consejero del viejo Banco Central y de otras entidades financieras. Falleció en 1986 en un accidente de helicóptero.

José María Ruiz Mateos. Es uno de los empresarios más controvertidos de la historia de España. La expropiación de su imperio Rumasa por parte del primer Gobierno socialista de la democracia no impidió las aventuras empresariales posteriores del jerezano, que volvió a sucumbir en plena crisis. Un empresario distinto y posiblemente irrepetible.

Juan March. Controvertido y con un finísimo olfato para los negocios, Juan March puso las bases para la creación de una de las grandes fortunas familiares españolas. Con algunas de las propiedades inmobiliarias más importantes del país, el grupo mallorquín es hoy un poder fáctico con enormes intereses en los mercados y una entidad financiera, Banca March, que es la más rentable del país.

Juan Miguel Villar Mir. Audaz como pocos, ha creado un gran conglomerado –Grupo Villar Mir, con pieza cotizada llamada a OHL como su marca más conocida- a partir de la compra de empresas que estaban en crisis y que adquirió en su momento a precio de saldo. En esta línea su última gran apuesta es Inmobiliaria Colonial, a la que ha atraído inversores de primera fila para reflotar la compañía.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING