Sábado, 16.12.2017 - 08:04 h
La contraopa podría formularse a través de Hochtief

La Opa de Atlantia sobre Abertis entra en su semana clave a la espera de ACS

En el entorno de ACS se confía en tener armada la operación antes de que termine el plazo legal, que concluye el jueves.

TCI, aliado de ACS, eleva al 2,148% su inversión en Abertis
TCI, aliado de ACS, eleva al 2,148% su inversión en Abertis

El desarrollo de la opa de Atlantia sobre Abertis entra en una semana decisiva, en la que se desvelarán dos puntos clave: si ACS presenta una oferta competidora y si la compañía italiana necesitará finalmente la autorización previa del Gobierno para culminar la operación.

A pesar de lo ajustado del calendario, en el entorno de ACS se confía en tener armada la operación antes de que termine el plazo legal, que concluye el jueves, según fuentes al tanto de los preparativos.

La contraopa podría formularse a través de Hochtief, la filial alemana de ACS, tal y como confirmó el grupo español en su última comunicación sobre la operación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Para pujar por Abertis, ACS tendría que poner sobre la mesa una contraprestación superior a los 16,5 euros por acción (en efectivo o en títulos) que ofrece Atlantia, precio que supone valorar la empresa en 16.341 millones de euros.

La opa de Atlantia cuenta ya con el visto bueno de la CNMV, de la Comisión Europea (CE) -que no ha encontrado efectos negativos en la competencia- y de la Fiscalía Nacional Económica de Chile, el regulador chileno en materia de competencia. La autorización del supervisor bursátil español ha puesto en marcha el calendario.

El plazo de aceptación, durante el que los accionistas de Abertis pueden acudir a la opa, concluirá el 24 de octubre. Antes del jueves, el consejo de Abertis deberá pronunciarse sobre la oferta.

De momento, dos accionistas de Abertis -el fondo británico TCI y el Grupo Villar Mir- han mostrado su disposición a acudir a la opa de Atlantia.

Tampoco hay demasiado tiempo para que la Abogacía del Estado decida si Atlantia necesita la autorización del Gobierno para comprar Abertis, empresa que gestiona autopistas de peaje de titularidad pública y que es el principal accionista de Hispasat, compañía que opera en un sector, el de los satélites de comunicaciones, considerado estratégico.

En el folleto de la opa, Atlantia sostiene que no necesita autorización porque, en cualquier caso, el propietario de las sociedades concesionarias seguiría siendo el mismo, Abertis, y sólo cambiaría el accionariado de la empresa matriz.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, dejó claro que la decisión corresponde al Gobierno, y no a Atlantia, y explicó que la Abogacía del Estado deberá determinar no sólo si procede la autorización sino también el momento en el que debe exigirse.

El criterio jurídico en el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital es que Atlantia debería haber contado con el permiso del Ejecutivo antes de que la CNMV aprobara la opa. El departamento que encabeza Álvaro Nadal tiene competencias en el ámbito de los satélites, en el que opera Hispasat.

No obstante, el eventual problema de Hispasat podría resolverse si finalmente Red Eléctrica da el paso y presenta una oferta de compra. Red Eléctrica, que ha confirmado su interés en la compañía, tiene como principal accionista a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que posee un 20% del capital.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios