Sábado, 30.05.2020 - 13:54 h
Ruido ante un pacto con los independentistas

Calviño, Redondo y Maroto tranquilizan a los empresarios en plena 'operación ERC'

Moncloa y el área económica del Gobierno están haciendo pedagogía ante el mundo empresarial. Transmiten que el futuro Ejecutivo no será "bolivariano".

La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, durante su asistencia a la Coalición de Ministros de Finanzas para la acción climática. /EFE
Calviño, Redondo y Maroto tranquilizan a los empresarios en plena 'operación ERC' / EFE

Un triunvirato designado ex profeso por Pedro Sánchez está haciendo un ejercicio de pedagogía importante con grandes empresarios. El objetivo de esta 'operación Ibex' es transmitir tranquilidad en los sectores económicos ante el futuro Gobierno de coalición con Unidas Podemos y la aprobación de unos Presupuestos Generales del Estado de la mano de ERC. El ruido cada vez va a más y las negociaciones 'sottovoce' con los independentistas contribuyen a generar más incertidumbre. Por eso los socialistas quieren calmar los ánimos e insistir en que no habrá un Ejecutivo de corte "bolivariano".

La ministra de Economía en funciones y vicepresidente del ramo 'in pectore', Nadia Calviño. El jefe de gabinete de Sánchez, Iván Redondo. Y la ministra de Industria en funciones, Reyes Maroto. Es el tridente al que Sánchez le ha encargado desplegar todas sus redes de contactos en diversos sectores para transmitir esa sensación de tranquilidad. Son varias fuentes las que confirman esos mensajes y llamadas que buscan calmar las diferentes sensibilidades y dejar clara que la hoja de ruta de Sánchez no será radical.

En estos mensajes de tranquilidad el equipo de Sánchez está insistiendo en que será el PSOE quien tendrá mando en plaza en el terreno económico, blindándose de injerencias de Unidas Podemos y ERC. Eso no será impedimento, eso sí, para que Podemos vaya a controlar el Ministerio de Trabajo, con Yolanda Díaz al frente, y que el área social vaya a ser 'dirigida' por el vicepresidente Iglesias. Pero, en general, los socialistas serán quienes controlen el área económica.

El papel de la vicepresidenta Nadia Calviño, además, será trascendental si Sánchez consigue cerrar la investidura. Y Podemos, según transmiten, lo ha entendido y aceptado. La actual ministra de Economía será ascendida y por ella pasarán todas las decisiones en este ámbito. La interlocución con Bruselas también será suya. Y los Presupuestos, por supuesto, junto a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, cuya continuidad se da por segura.

Pero en el mundo de la empresa hay cierto nerviosismo a pesar de todo. Más si cabe cuando las negociaciones que está manteniendo el PSOE con UP y ERC están siendo sin luz ni taquígrafos. ¿Se derogará totalmente la reforma laboral? ¿Cuánto se subirá el SMI? ¿Habrá impuesto a la banca? ¿Se elevará Sociedades? Son preguntas que se hacen los empresarios y que no han obtenido respuesta, de momento. La posición pública del Gobierno es: cuando el acuerdo esté cerrado se dará a conocer. Hasta entonces, silencio.

Las fuentes empresariales consultadas recuerdan que los socios del PSOE en estas negociaciones, Podemos y ERC, han venido arremetiendo con dureza contra las compañías del Ibex. Tanto en sus declaraciones como en sus polémicas. De hecho, ayer mismo Gabriel Rufián criticaba a tres grandes fortunas, aunque sin citarlas: Amancio Ortega, Sandra Ortega y Juan Roig. Lo hacía con un mensaje en el que afirmaba: "Si estás en contra de que quien gane más aporte más y de que quien gane menos aporte menos, eres de derechas".

PSOE y Unidas Podemos van aclarando con cuentagotas cuál será la composición del futuro Gobierno de coalición y las políticas que se seguirán. En este sentido desde las filas socialistas se está transmitiendo que han conseguido doblegar a Podemos a la hora de crear un Ministerio de Vivienda propio. También que ambas formaciones están buscando una solución intermedia a la hora de poner límites al precio de los alquileres. Y a las subidas abusivas de la factura de la luz. Todo con posiciones moderadas y pactadas, según dan a entender sin concretar porque todavía no está cerrado.

El dato

La subida del IRPF en Cataluña, ¿un aviso?

Esta misma semana el Govern, con el republicano Pere Aragonés al frente de las negociaciones, ha cerrado una subida del IRPF a las rentas superiores a los 90.000 euros. También ha aprobado elevar la presión fiscal a las eléctricas. Son dos decisiones que han generado las primeras alertas en el mundo empresarial ante su posible traslación al Gobierno estatal en las negociaciones en privado que se vienen manteniendo.

Intentando templar las aguas con los empresarios, a Sánchez solo le queda cerrar los últimos flecos de su Gobierno de coalición con Iglesias. En ello están. Sin publicidad, con discreción, tirando esencialmente de teléfono rojo, con reuniones esporádicas pero efectivas. Hay optimismo en ambas partes. También están muy pendientes de ERC, con quien las negociaciones van a "progresando adecuadamente", admiten.

otras citas

Iglesias y Montero se reúnen con patronales

Los dirigentes de Podemos Pablo Iglesias e Irene Montero también se han reunido en las últimas semanas con grandes empresas, organizaciones y patronales para trasladar las propuestas económicas que querrían abordar en un futuro Gobierno de coalición con el PSOE, según informa la Agencia EFE. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING