Persona calculando sus deudas pendientes.

Esta normativa proporciona cierto alivio a las personas físicas o los autónomos que se han visto endeudados para saldar sus débitos y facilita la estabilidad a nivel económico, empresarial y personal.